De la mano del directivo y formador Armando García Núñez, Río Abierto viaja por primera vez al Reino Unido, para impartir tres talleres en otros tantos días consecutivos, a finales de julio.

García Núñez, que acude invitado por Carmen Patricia Cuadrado de Mattos y que vive con mucha alegría la oportunidad de expandir el trabajo ahí donde se detecta la necesidad, se propone activar dinámicas que sirvan a la conexión del Ser y hacia la unidad personal a través de los tres `pisos´ vital, amor e inteligencia-luz, desde la experiencia directa con el cuerpo, de entrada.

Con herramientas artísticas y creativas, entre otras propias del sistema Río Abierto, Armando García destaca la importancia de crear en el grupo un clima que facilite “apertura, conexión, conciencia y curación”, siempre desde la “escucha a cada participante y al conjunto”, en la idea de que todo se active desde lo que hay, porque así ha de ser “el camino hacia la libertad, en el que sería una contradicción tratar de forzar expresiones”.

Esta cualidad de atención plena al presente hace especialmente atractivo este trabajo en contextos donde se detecta una eventual dificultad a la expresión emocional; porque el foco se pone en “poder darme cuenta de cómo estoy y qué me viene bien”, sin más interés desde el exterior que tratar de que cada un@ trabaje desde ahí, armónica y saludablemente.

Según explica Armando García, escuchar la particularidad de la persona permite además acceder a la nota única y original que cada un@ trae para dar, lo que ayuda a su vez de forma directa a reforzar el don de cada persona, en paralelo con atender su carencia y su dificultad, y ayudarle desde ambos aspectos a conectar con su poder creador, algo que encaja con mucha pertinencia con la expresión anglosajona healing art.

Esta colaboración “internacional” auspiciada por la anfitriona del encuentro, Carmen Patricia Cuadrado, formada en Uruguay con Graciela Figueroa, es uno de los efectos del XI Congreso Internacional de Río Abierto, del pasado otoño en Montevideo, después de que ella asistiera al taller que facilitó allí Armando García, un reencuentro en realidad después de contactar por primera vez en un congreso muy anterior, en Buenos Aires.

Con Cuadrado de Mattos como colaboradora anfitriona y como cofacilitadora también en la propuesta de masaje y meditación, los talleres que se desarrollarán en Wimbledon y que pueden tomarse por separado o conjuntamente, se celebrarán 26, 27 y 28 de julio, con el siguiente contenido:

Viernes 26 de julio: una clase de dos horas introductoria para principiantes.

Sábado 27 de julio: un taller de ocho horas para profundizar en el trabajo de Río Abierto “Amor y arte en acción, redescubriendo la creatividad para la vida cotidiana”.

Domingo 28 de julio: cuatro horas de relajación, meditación y masaje “Conectando con el ser, espiritualidad y unidad”.