Imaginando mi cuerpo como casa/ recorrer sus estancias/ desvelando sus recovecos/ abrir ventanas,/  dejando entrar el aire,/ la luz,/ la vibración del mundo./ Habitar el cuerpo, hilando poesía entre sus pliegues.

Bajo el título Imaginando, este poema de Tanit Tänzer con el que abre su libro GEOGRAFÍAS DEL CUERPO, hilos de ternura y cuidado desplegándose da idea de la delicadeza de las imágenes que crea quien asegura que la lectura y la escritura le han “salvado”.

Lo ha editado por el puro gusto de compartir de la manera más hermosa lo que ha ido escribiendo a lo largo de los tres años de la formación de Río Abierto, a partir de sus descubrimientos y vivencias que a veces parecen revelaciones, tal es la fuerza y la verdad con que se manifiestan. De entre ellas le viene a la memoria estos días la experiencia tan arrolladora que vivió en el taller dedicado al renacimiento, que ahora cumple dos años, con una percepción de unidad con todo y con tod@s, de comunión con el Universo, que tomó cuerpo se diría que para siempre. Fue un momento de perfección absoluta del que surgió una de las creaciones a las que tiene especial cariño (*)

Para Tanit Tänzer, maestra de educación infantil y con la mirada puesta en poderse dedicar más a escribir, la formación en esta terapia psicocorporal, le ha permitido unir cabeza y cuerpo -“antes el cuerpo me parecía un poco mal -dice entre bromas y veras- y ahora se ha unido todo,  incluso me he dado cuenta de que en el cuerpo hay mucha poesía”. También se ha dado cuenta de cuánta fuerza creadora despliegan para ella las cosas pequeñas y cotidianas de la vida, y resalta de entre sus fuentes de inspiración los diálogos con dos sobrinas suyas que ahora tienen dos años y medio y  cinco años respectivamente. Además de la inspiración que generan en Tanit, el sello de las dos niñas está en el libro de forma directa, con los trazos de color que aparecen decorando el fondo de muchos poemas.

Sobre su creación, cuyo contenido haremos público en cuanto esté convenientemente protegido en sus derechos de autor para disfrute de tod@s cuantos nos asomemos a este blog, Tanit Tänzer considera que es muy bonito poder mostrarse a través de compartir creaciones que nacen de forma tan íntima y privada.

Por eso decidió editarlo y regalarlo a todas las personas de su grupo de formación, así como al equipo docente; por eso y porque, por más que se trataba de una expresión personal de sus propias vivencias, nació necesariamente en el seno de su grupo y al abrigo de las enseñanzas.

Gracias, Tanit, por mostrarte con tu escritura que salva. Gracias, por mostrarnos la belleza y la poesía que pulsa detrás de cada vivencia.

(*) NACIMIENTO
El deseo baila
entre dos cuerpos.
Danza e hila.
Origen.
Célula.
Movimiento fluido
en océano infinito
nido caliente
hecho cobijo.
Límite
tensa el hilo
late aprieta se hace brecha.
Recorrerla.
Y explotar.
Estallido fuerza luz.
La vida pulsa
cálida tierna redonda
hilos mueren
y a la vez nazco
entera fuerte dulce
y soy
hilo
energía
aire
semilla
raíz
latido
sangre
víscera
músculo
hueso
piel
grito
silencio
lágrima
sonrisa
mirada
corazón
alma
cuerpo
casa
universo
esencia.
Me acoge la belleza del mundo
tejido de hombres, mujeres, pájaros, árboles, flores
que hoy
mueren y nacen conmigo
enteros fuertes dulces
y somos
hilo
energía
aire
semilla
raíz
latido
sangre
víscera
músculo
hueso
piel
grito
silencio
lágrima
sonrisa
mirada
corazón
alma
cuerpo
casa
universo
esencia.
Somos uno.
Y bailamos juntos
e hilamos otro tiempo
entregados a la vida
cálida tierna redonda
en la que hilos
mueren y nacen
en un mundo antiguo,
también nuevo.
Y bailamos
hilando abrazos
de bienvenida a la vida.
Deltebre, 28 de septiembre de 2016
A mis compañeras y compañeros de baile ❤