El compromiso de Nieves Alfaro a través de su experiencia de trabajo con población en situación de exclusión social le ha venido dando una pericia con las herramientas de Río Abierto, útiles por naturaleza en el mundo de todos los días, que una de las derivadas naturales ha sido la feliz colaboración que viene manteniendo con la Escuela de Educación Social de la Universidad de Málaga, a través de seminarios anuales.

 

Colaboradora docente de la formación en Movimiento y Terapia Psicocorporal y transpersonal para el desarrollo del Sistema Río Abierto, Nieves Alfaro lleva además trabajando diez años en la intervención social con grupos, una actividad profesional que brota de su propia búsqueda personal, desde el convencimiento de que llegar al cambio social sólo es posible desde la persona. Ese trabajo, generalmente con grupos de madres de familia y muy enfocados al empoderamiento y la valía personal, entre otros muchos de utilidad inmediata como la resolución de conflictos, es desde hace cuatro años una actividad enmarcada dentro de los Programas que impulsa el Area de Bienestar Social a través de los  Servicios Sociales del Ayuntamiento de Málaga en el barrio del Perchel.
 

Desde ahí, la llamada a la colaboración de la Universidad de Málaga, parece lo natural, tal y como Nieves Alfaro lo narra: Nos llamaron de la Escuela de Educación Social para ofrecer un seminario porque se enteraron de que estábamos usando una forma de intervención social que no se estaba haciendo en ningún otro sitio.

 

En la Universidad -explica Nieves Alfaro- lo que llevo haciendo estos años a través de los seminarios es poner en valor el uso de otras formas de intervención social, que puedan ir tomando el lugar de las que ya se están quedando obsoletas, y que descansan en propiciar en la persona una toma de conciencia: de sí, de su potencial, de su vitalidad, de su mente… a través de la realidad corporal a la que accedemos a través del movimiento, la música, el masaje…

 

Su trabajo durante años con población en situación de riesgo social utilizando las herramientas de Río Abierto, le ha dado unas poderosas claves, sumadas a su inquietud sobre cómo propiciar un cambio social, y a sus convicciones en favor del desarrollo del ser humano, de la persona individualmente, que sienta que puede, que se quiera como ser humano -“en esa búsqueda personal y profesional está mi vida”, asegura Nieves Alfaro-. A su juicio, esas herramientas son extraordinariamente útiles para los alumnos que se están formando para trabajar hacia la intervención social. Aunque no centra sus argumentos en la crítica a las medidas vigentes en el sistema actual, confiesa que no cree que se favorezca hoy por hoy el desarrollo y la integración de la persona en el medio.

 

Conectar con la alegría, con el ahora, con el derecho a ser; darse permiso a la creatividad más genuina, son algunas de las derivadas inmediatas del trabajo con Río Abierto que Nieves Alfaro destaca con efectos que considera “brutales”, tanto en los grupos con mujeres de Servicios Sociales como en los encuentros con los universitarios.

 

El doble efecto para los estudiantes de Servicios Sociales es impecablemente útil: no sólo se hacen con herramientas concretas hábiles para su futura práctica profesional con personas socialmente vulnerables, sino que el trabajo con Río Abierto permea en su propio proceso personal, algo que se hace imprescindible porque cuando llegan al mundo laboral se encuentran con situaciones de una complejidad a veces inconcebible, realidades personales y familiares de gran desestructuración social para las que difícilmente está preparado el profesional, desde el punto de vista emocional; desde ahí, surge una necesidad evidente de dar curso a las dificultades que aparecen en primera persona.
 
En virtud de esta colaboración, el primer seminario fue un taller de movimiento y trabajo sobre sí, y el último fue más teórico sobre contenidos y motivos de estas herramientas tan orgánicas y sencillas como innovadoras.
En otra ocasión, un grupo de mujeres del aula de familia del Perchel ofreció a los alumnos una representación centrada en resolución de conflictos utilizando las técnicas de Río Abierto. Toda una reválida de empoderamiento para este grupo que está aprendiendo a dar el valor que corresponde a sus talentos, tan sencillo a veces como el desarrollo y comercialización de platos típicos, que las llevó a constituirse después como asociación y promocionar su trabajo, y que cada año prepara un trabajo de final de curso, una muestra creativa -una coreografía, una exposición fotográfica…-, donde  transforman en un acto creativo las problemáticas y realidades personales que llevan trabajando durante todo el año    –esto en sí es factor de cambio.

 

Nieves Alfaro

Terapeuta psicocorporal y transpersonal Sistema Río Abierto. Colaboradora de Río Abierto y Coordinadora de Río Abierto Málaga. Formación en danza contemporánea, expresión corporal y contac dance. Iniciada en la Meditación en acción y silencio con Javier Díaz. Educadora social y licenciada en CC. Políticas. Impulsora de la integración del Sistema Río Abierto en el área de lo social y la educación, a través del trabajo con grupos de mujeres, en colegios y en la Universidad, como nuevas estrategias de intervención socioeducativas