Sistema de Trabajo Río Abierto

Es una abordaje psicocorporal – espiritual que integra lo terapéutico con lo creativo, desarrollando la sensibilización, la escucha, la atención, la irradiación y el silencio con una actitud de exploración y aprendizaje.

En este proceso vamos concientizando y dinamizando los aspectos mecánicos y rigidos de nuestra personalidad que están plasmados en el cuerpo y determinan un modo psicofisico de estar, sentir, pensar y relacionarnos.

El movimiento de la energía vital, la pulsación  básica de la vida que está presenta en cada célula y en su relación con el cuerpo, organismo del que forma parte, es el pilar básico y el punto de partida, desde el cual se desarrolla este trabajo.

Desde el Sistema Río Abierto, el movimiento tiene la capacidad de desarrollar, por un lado el aparato músculo – esquelético y la expresión, con sonido o sin sonido, pero con todo el cuerpo. Tiene un poder de transformación enorme, tiene la comunicación con el resto , porque es  en las sesiones grupales donde hay una conexión especial de cada uno con cada uno de los otros. Por eso  trabajamos en circulo donde se da algo de la conexión transpersonal – podemos llamarla, transcendente, que es la conexión con nuestros aspectos menos individualistas.

Trabajamos con masaje,  para ayudar a las personas a deshacer trabas que se forman. Estos bloqueos en nuestra experiencia son psico-fisicos, osea que hay que trabajar en las trabas musculares que forman corazas.  Y a la vez trabajamos en las trabas psiquicas, estando íntimamente unidas.

En la voz muchas veces tenemos bloqueos que no nos permiten expresarla como realmente necesitamos.

También trabajamos con la dramatización, que es otra manera de transformación y de autoconocimiento.

La música que utilizamos tiene la capacidad de despertar distintos centros energéticos, que son los que operan en nosotros y de alguna manera acumulan la energía que se transforma. Cada uno tiene su inteligencia propia y vibra con determinados aspectos de la música creando una oportunidad única en el desarrollo de las personas.

Metodología

Z

El Trabajo sobre SÍ:

Es la base de todas nuestras actividades. El grupo es una matriz donde podemos expresar, profundizar y tomar conciencia de todos los aspectos de nuestro ser, desde las partes más pequeñas y negadas, hasta las más sublimes, integrándolas en una unidad dinámica.

Z

La Atención Individual:

Es un espacio terapéutico individual de consciencia e integración consigo mismo y con sus relaciones a través de nuestro enfoque psicocorporal y transpersonal.

Z

La Clase de Movimiento:

En la clase de movimiento están presentes todos estos elementos desplegando la potencia, salud y creatividad de nuestros cuerpos.

Z

La Meditación:

Un espacio para cultivar el silencio y la conexión con nuestra naturaleza esencial.

Instrumentos que utilizamos

La Danza, el Ritmo, la Música, el Contacto. El Movimiento, libre, guiado, armonioso, expresivo, energético y creativo. El Masaje: circulatorio, correctivo ,revitalizante, curativo. La Autoobservación, el entrenamiento en la atención y la escucha. La Respiración: Aspectos fisiológicos, energéticos y psicológicos, que nos ayuda a descubrir nuevos espacios internos.

El Amor, la Pasión, los Sentimientos. La atención a nuestros hábitos posturales nos permite encontrar otras formas de estar y de ocupar el espacio. El juego, el contacto, la expresión y la dramatización nos permite compartir esos nuevos espacios, con la posibilidad de crear un nuevo lugar en nuestra relación con el otro. El trabajo con la personalidad mecánica y creadora.

El trabajo sobre Sí y la Reflexión. La dinámica de los opuestos. La teoría de los centros energéticos. El Teatro, La Expresión y La Creatividad. La voz y el sonido, la palabra, la escucha, el silencio. La relajación y la meditación, nos abren a un espacio de conexión interno con los aspectos más esenciales de nuestro ser.

Descubre tu Centro Río Abierto más cercano

Contacta Ahora